La fuerza del huracán

El huracán es un viento poderoso.

Su ojo alcanza lejanos objetivos.

Su fuerza es descomunal.

Su acometida es brutal y su rastro lleva a la calma.



sábado, 5 de febrero de 2011

Cosas que hacer en Cabo Polonio


A pesar de no haber estado nunca en Cabo Polonio, a través de la red nos llegan noticias de las alternativas que ofrece la zona a los afortunados que tienen la suerte de desembarcar sus bártulos en aquellas cotas. A continuación se exponen algunos de los atractivos de este edén del mar del Uruguay:

Disfrutar de un buen asado, con jugosas y deliciosas carnes, chorizos y otros elementos cárnicos cocidos a las brazas en hornos parrilleros de leña.

Frente a la costa de Cabo Polonio, emergen tres pequeñas islas conocidas como Islas de Torres. Desde el continente no resulta difícil observar los lobos marinos que habitan en ellas.

Hacer excursiones a caballo por diferentes rutas para contemplar los distintos parajes naturales que conforman el cabo.

Visitar Aguas Dulces, balneario de pequeños ranchos, casas y cabañas ubicadas en una playa de finísimas arenas que se prolonga hasta donde se pierde la vista. Siguiendo la orilla del mar se divisan numerosos naufragios ocurridos en la zona.

Recorrer y descubrir los espléndidos ejemplares centenarios de los bosques de Ombúes próximos, además de otras especies de la flora y de la fauna de estos ecosistemas singulares en los que observaremos, entre otros, garzas blancas, cuervillos, cisnes de cuello negro y carpinchos.

Bañarnos en las maravillosas playas de La Paloma, situadas en el Cabo de Santa María con más de 20 Km de extensión.

Pasar uno o varios días en la Pedrera, donde podremos leer un buen libro, escuchar jazz en el Club Social, tomar una cerveza en un bar, sentarnos en la Rambla a mirar el mar, comer pescado y mariscos frescos, o cordero, hacer surf, disfrazarnos y desfilar en Carnaval, pescar, caminar horas por una playa oceánica casi desierta, ver ballenas... y llenarnos los ojos de mucho azul y mucho verde. En este pueblecito atlántico, el tiempo transcurre lentamente por lo que de nada sirve llevar reloj.

Dejarnos impresionar por el paisaje agreste y las espectaculares playas de Punta del Diablo. Aquí las vista del mar dejarán una imagen inolvidable en nuestras retinas.

Conocer todo sobre las tortugas marinas y de agua dulce que habitan en el país, visitando el Centro de Tortugas Marinas del Uruguay.

Disfrutar a cualquier hora del refrescante sabor de alguna de las mejores cervezas del Uruguay, ya sean las artesanales Davok o Mastra, tipo Pale Ale y Ale respectivamente, o bien las tipo Pilsener Norteña, Patricia o Zillertal.

Dejarse llevar por los ritmos y los sones de los tambores y de otros instrumentos musicales mientras, sentados en la arena suave, nos echamos al coleto varios tragos de mojito, caipiriña, margarita, cubalibre...

Todos estos alicientes y muchos otros, que merecen capítulo especial, nos ofrece el cabo. Seguimos soñando. Las mochilas están preparadas para llegar algún día a Cabo Polonio.

De momento, podemos ir planificando nuestra estancia informándonos del alojamiento. En la siguiente página web encontramos diversa y buena oferta para reservar con tiempo:

http://www.cabopolonio.com/restaurantesx.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada